Las mejores hierbas para combatir las infecciones fúngicas en la uñas

La onicomicosis es una enfermedad crónica embarazosa que produce un impacto terrible en la calidad de vida de quien la padece. Se sabe que más de 30 millones de personas son afectadas anualmente por este tipo de infección solamente en Norte América. Algunas personas tienen una tendencia genética que las predispone al contagio, aunque también son vulnerables las personas mayores de 50 años así como los atletas. En cualquier caso es importante recurrir a tratamientos efectivos para poder evitar que este problema cosmético se transforme en una complicación más severa.

El reto de eliminar un parásito persistente

La onicomicosis no puede ser considerada simplemente como un problema estético. Aunque en un principio los síntomas atribuidos a esta condición no amenazan la vida de la persona afectada, si se propaga puede contaminar sistemas internos de vital importancia. Es así que puede detonar serios problemas de salud en el caso de personas con diabetes o trastornos inmunológicos.

El tratamiento de la onicomicosis requiere de recursos potentes pues el parasito responsable de esta enfermedad suele instalarse en las capas más profundas de las uñas. Esto hace que sea bastante difícil para la mayoría de los medicamentos alcanzar al hongo y eliminarlo completamente.

A esto cabe agregar que los fármacos elaborados en base a productos químicos suelen despedir fuertes olores y causar más irritación que la ya ocasionada por la propia infección. También suelen producir otros efectos adversos como ser mareos, nausea, jaquecas, pérdida de apetito, erupciones, fiebre, diarrea y fatiga entre otros.

Sin embargo, las terapias alternativas ofrecen recursos naturales que son menos costosos que los tratamientos convencionales y que pueden combatir el problema sin ocasionar más malestar o complicaciones. Tales remedios incluyen aceites esenciales y extractos orgánicos.

Recuperando la claridad y la belleza de tus uñas

  • Vinagre de manzana. Este es uno de los remedios naturales más recomendados para tratar las infecciones fúngicas en los dedos. Puede ser ingerido así como aplicado directamente sobre el área afectada.
  • Aloe vera. Este elemento tiene importantes propiedades antiinflamatorias, anti-fúngicas y antibacterianas. Además ayuda a reducir la humedad en el área afectada impidiendo que el parásito pueda prosperar. El gel extraído de las hojas debe ser aplicado sobre el área lesionada. Si se ingiere, ayuda a equilibrar el sistema digestivo y a fortalecer el sistema inmune.
  • Aceite del Árbol del Te. Este tiene como principio activo al Terpineno como se indica en ,Wikipedia. El mismo es responsable por las propiedades antisépticas y anti-fúngicas que permiten a este elemento eliminar a los dermatofitos responsables por la infección. Este bálsamo puede ser aplicado directamente sobre la zona afectada con asistencia de un pedazo de algodón. También puedes aplicarlo en combinación con otras sustancias orgánicas que potencian su efecto haciendo uso de efectivos medicamentos de venta libre como ZetaClear.
  • Ajo. Este es un excelente antiséptico natural y puede trabajar tanto de forma interna como de manera externa. Aunque consumirlo crudo y puro puede no ser el platillo más suculento, con seguridad te aportará grandes beneficios. Puedes aplastar 7 dientes para que puedas aplicar el jugo de 5 de ellos en la zona lesionada y consumir el extracto restante. Repite el procedimiento 3 veces al día hasta consigas el resultado deseado.