Consejos para el tratamiento de infecciones causadas por hongos en las uñas

Independientemente de que los hongos infecten los dedos de las manos o pies, esta es sin duda una de las situaciones más desagradables con las que nadie desea lidiar. Oficialmente se conoce a este padecimiento como onicomicosis y con frecuencia surge en áreas que se encuentran constantemente expuestas a un elevado nivel de humedad.

Identificando el problema desde el inicio

Generalmente, una infección causada por hongos se iniciará con la aparición de manchas blancuzcas o amarillentas en la punta de la uña. El grosor y la fragilidad de la misma se incrementan a medida que la enfermedad progresa. Gradualmente esta comienza a resquebrajarse desplomándose en pedazos pequeños dejando entrever cada vez más una coloración oscura.

Progresivamente la uña comienza a desprenderse del lecho ungueal, proceso que se conoce como onicólisis y que puede resultar bastante incómodo como se explica en Vida Y Salud. Si no se aplica un tratamiento pertinente, el hongo puede continuar propagándose indefinidamente hasta contaminar todo el pie o inclusive alcanzar otras regiones del cuerpo.

La medicina moderna aborda el problema con tratamientos tópicos y medicamentos orales anti-fúngicos. En algunos casos busca atacar el padecimiento por medio de la extirpación quirúrgica de la uña afectada. Sin embargo, cabe mencionar que dichos métodos tienen un costo bastante elevado. Además los fármacos mencionados ocasionan efectos secundarios que pueden incluir hinchazón en la cara o en la boca, dificultad para respirar, ampollas, pérdida del apetito y problemas cardiacos entre otros.

Poniéndolo de forma más simple, los tratamientos convencionales ocasionan demasiados inconvenientes al tratar de eliminar un parásito. Por otro lado, la medicina tradicional puede realizar la labor deseada de manera exitosa y conveniente para el organismo sin involucrar tantos efectos adversos.

Formas saludables y seguras de combatir los hongos en las uñas

Existe una gran variedad de recursos naturales disponibles para el tratamiento de las infecciones ocasionadas por hongos. Tales recursos incluyen aceites esenciales, jugos multivitamínicos y extractos orgánicos con propiedades fungicidas que además ayudan a fortalecer las defensas del organismo. Se pueden combinar de forma conveniente uno o más de dichos elementos para potenciar los efectos de los mismos y obtener mejores resultados. Sin embargo siempre surge la pregunta acerca de cuál debería ser la dosis adecuada en cada caso.

En muchos textos referentes a terapias alternativas se pueden encontrar instrucciones de cómo combinar estos elementos orgánicos para elaborar remedios caseros. Sin embargo, solo a través de distintos intentos de prueba y error se puede establecer cuál es la combinación más óptima.

Por tanto, la forma más sencilla y efectiva de emplear estos recursos naturales es recurriendo a un tratamiento que contenga las dosis adecuadas y cuya efectividad haya sido corroborada. Tal es el caso del sistema ZetaClear. Este es un sistema que incluye en sus productos elementos orgánicos homeopáticos que proporcionan al organismo la asistencia más adecuada para combatir este tipo de infecciones.

ZetaClear combina dos tratamientos. Uno de ellos consiste en un producto que se aplica directamente debajo de la lengua tres veces al día de modo que ingresa directamente en el torrente sanguíneo. Sus principios activos están orientados a fortalecer el sistema inmune y combatir el problema desde adentro. Esta acción terapéutica es reforzada por el uso de un tratamiento tópico también elaborado con ingredientes naturales.